La labor de inserción sociolaboral del proyecto Genus, empleando capacidades en salud mental no ha cesado durante el estado de alarma provocado por la COVID-19, y un total de 12 personas (5 mujeres y 7 hombres) han encontrado un empleo durante este periodo.

El sector servicios, los de limpieza principalmente, son los que han registrado mayores datos de inclusión laboral, aunque también se han ofertado puestos de atención sociosanitaria, jardinería y control de accesos, entre otros. 

De este modo, las personas con problemas de salud mental han accedido a puestos de actividades esenciales, trabajando en primera línea durante la pandemia y demostrando nuevamente su capacidad y esfuerzo para procurar el bienestar de la ciudadanía. Una labor que ha resultado decisiva e imprescindible para cuidar a la población.

Este itinerario, cuyas acciones son totalmente gratuitas para las participantes, comprende un periodo de entrenamiento y desarrollo competencial con formaciones específicas en aquellos sectores donde existen mayores posibilidades de inserción laboral. Durante el 2019, 32 personas inscritas en esta iniciativa consiguieron un empleo (16 mujeres y 16 hombres).

AFES Salud Mental sigue apostando firmemente por la integración social y laboral de las personas con problemas de salud mental que participan en los proyectos que pone en marcha desde su área de Formación y Empleo. La entidad trabaja para desarrollar acciones que permitan crear oportunidades de empleo, luchando de esta forma contra el estigma que pesa sobre este colectivo y que, a día de hoy, sigue dificultando su inserción en el mercado de trabajo. 

“Genus” se enmarca en el Programa Operativo de Inclusión Social y de la Economía Social (POISES) desarrollado mediante itinerarios anuales hasta 2023, y es una iniciativa cofinanciada por el Fondo Social Europeo y por la Obra Social “la Caixa”.