AFES Salud Mental mantiene su compromiso de derribar las barreras existentes para la contratación laboral de las personas con problemas de salud mental, a pesar de todas las dificultades surgidas durante el estado de alarma.

El coronavirus ha trastocado la situación del mercado laboral. Existen sectores que han destacado por su importancia durante los momentos más críticos de la pandemia, generando incluso un aumento de contrataciones. A pesar de ello, sabemos que existen otros sectores que no han podido mantener el mismo ritmo, y que, a día de hoy, no pueden asegurar su mantenimiento debido a las circunstancias que nos rodean.

Esto se ha reflejado en todos los datos con los que contamos sobre el desempleo en nuestro país y sobre las dificultades de reapertura de negocios en el entorno donde vivimos. Y cómo no, esto también influye a todas las entidades sociales que trabajan para mejorar las posibilidades de inserción laboral de colectivos especialmente vulnerables.

La asociación, enmarcada como entidad colaboradora en el programa Incorpora de la Fundación Bancaria La Caixa desde 2011, ha tenido que combatir con esta situación, generando todas las adaptaciones oportunas para que los objetivos de insertar laboralmente a las personas que atendemos sean una realidad este año 2020.

Incorpora es una iniciativa que persigue la inserción laboral de las personas en riesgo de exclusión social (en nuestro caso de personas con problemas de salud mental), contando con la colaboración del tejido empresarial. Gracias a la coordinación existente entre las entidades vinculadas al programa, y a la comunicación continua y periódica entre el equipo humano que forma parte de esta iniciativa, se han seguido desarrollando las acciones para el fomento de la empleabilidad, a pesar de las adversidades.

Con todo esto, podemos afirmar que nuestro camino continúa. Durante el estado de alarma, 23 personas (12 mujeres y 11 hombres) han conseguido un empleo gracias a este programa, en el que han sido atendidas 99 personas en lo que llevamos de año. Estos datos nos mantienen en la primera línea en cuanto a la búsqueda de un mundo más justo para las personas con problemas de salud mental, también aplicado en el mundo laboral. Gracias al programa Incorpora tenemos la herramienta necesaria para que este cometido pueda ser una realidad.