La Fundación MAPFRE Guanarteme ha donado a AFES Salud Mental un lote de 250 mascarillas higiénicas reutilizables para las personas usuarias de los programas de la asociación. La entrega tuvo lugar el viernes 17 de julio en la sede de la entidad por parte de una de las patronas de la fundación, Doña Carmen García Pascual.

Estos objetos de protección frente al coronavirus apuestan por la sostenibilidad al ser de un modelo reutilizable, que permiten hasta 30 lavados, y evitan, con ello, el aumento de mascarillas desechables y de un solo uso que están provocando un grave daño medioambiental a nivel global. Fabricadas en Gran Canaria y siguiendo los requisitos de la Especificación UNE 0065:2020, están indicadas para menores a partir de los tres años de edad y personas adultas.

Las mascarillas higiénicas son un complemento a las medidas de distanciamiento físico e higiene recomendadas por el Ministerio de Sanidad en el contexto de la pandemia de la COVID-19, y se han convertido en un bien necesario que no está al alcance de todas las personas. Con esta donación, personas usuarias de los diferentes programas de AFES Salud Mental, para las que supone un coste en ocasiones inasumible, podrán beneficiarse de su uso protegiendo así su salud y la del resto de la población.  

Con más de cuarenta años de experiencia, la Fundación MAPFRE Guanarteme es reconocida como una fundación global de referencia por su compromiso con el bienestar de las personas y el progreso social, entre ellas, las personas con problemas de salud mental, como ha quedado demostrado nuevamente con esta donación. Su misión como institución no lucrativa creada por MAPFRE es contribuir a la mejora de la calidad de vida de las personas y al progreso de la sociedad mediante programas y actividades multinacionales. 

Para alcanzar sus objetivos colaboran con un amplio número de instituciones públicas y privadas nacionales e internacionales, ONGs, museos, fundaciones y asociaciones con fines similares a los suyos. Desde AFES Salud Mental, queremos agradecer este gesto que, sin duda, es una importante contribución a la lucha contra el coronavirus y una ayuda inestimable para muchas personas con escasos recursos.