El proyecto de «Medidas de protección ante la COVID-19 en la atención diurna a la salud mental» se pone en marcha con la finalidad de proteger la salud de las personas usuarias y trabajadoras de AFES Salud Mental en la “nueva normalidad”.

Durante la apertura progresiva de los diferentes centros y el retorno a la actividad presencial, la asociación implementó numerosas medidas que garantizaran entornos seguros para la prestación de todos sus servicios.

Entre estas medidas se encuentran no sólo la adquisición de material de protección y productos de limpieza y desinfección, sino también la contratación de personal para llevar a cabo las labores de higienización diaria en los centros.

Como valor añadido, y desde la coherencia con sus principios y valores, la entidad priorizó la contratación de las personas con discapacidad por trastorno mental inscritas en la bolsa de empleo que gestiona. De esta manera, ha facilitado la inserción laboral en un momento de especial vulnerabilidad y destrucción de empleo, circunstancias que han dificultado la incorporación al mercado de trabajo de las personas con discapacidad.

Este proyecto se ha llevado a cabo gracias a una subvención directa para gastos de adaptación a la nueva situación generada por la COVID-19 en las actuaciones de prevención, consistentes en higienización y desinfección, material de protección y contratación de personal, otorgada por el Cabildo de Tenerife a través del Instituto Insular de Atención Social y Sociosanitaria (IASS).