El 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, es una fecha señalada para conmemorar y reivindicar los derechos de las mujeres con problemas de salud mental.

La toma de decisiones en todas las esferas de la vida, la igualdad salarial, la distribución equitativa de los cuidados y el fin de la todas las formas de violencia son también reivindicaciones de la ONU para celebrar este día bajo el lema “Mujeres líderes: por un futuro igualitario en el mundo de la COVID-19”. Todas ellas son de vital importancia en la situación de pandemia global en la que nos encontramos, una realidad que está afectando doblemente a las mujeres con problemas de salud mental.

Forjar un presente y un futuro más igualitario se hace más necesario, si cabe, en este momento. Para ello, es imprescindible la participación de las mujeres y la adopción de decisiones de forma plena y efectiva en la vida pública.

AFES Salud Mental apuesta porque la voz de las mujeres que conviven con el sufrimiento psíquico esté cada vez más presente en órganos de representación. Y así, de manera transversal, el enfoque de género que aporta la mirada igualitaria de la realidad está presente desde la Junta Directiva de la Entidad, pasando por los grupos de ayuda mutua liderados por mujeres voluntarias, hasta el apoyo técnico prestado a la Federación Salud Mental Canarias para que las mujeres actúen como representantes en el Comité Pro Salud Mental en Primera Persona y en la Red Estatal de Mujeres de la Confederación Salud Mental España.

La Entidad cree firmemente en la importancia de una cultura organizacional en la que la igualdad formal vaya transformándose en igualdad real. Las acciones de sensibilización para trabajadoras y personas usuarias de los servicios son una herramienta fundamental para ello, así como también lo es la ejecución del I Plan de Igualdad. 

Porque no podemos seguir ignorando y silenciando a la mitad de la humanidad, alcemos la voz para que las mujeres con problemas de salud mental lideren sus propias vidas.