Cada mañana suena el despertador y aunque le apetece quedarse en la cama un rato más, Emilia se levanta, se asea, desayuna saludablemente y coge el transporte público para llegar al centro de rehabilitación psicosocial al que acude desde hace seis años. Antes pasaba las jornadas en casa y empezó a tener miedo a relacionarse, a ir en guagua y a hablar en público. Dormía durante el día y pasaba las noches en vela, y cualquier mínimo objetivo vital se le hacía un mundo.

Su psiquiatra le recomendó acudir a un centro de rehabilitación psicosocial y desde entonces asegura que su vida ha cambiado. «Acudir al programa de rehabilitación psicosocial me da seguridad, porque es un espacio donde puedo desarrollar mis capacidades personales sin que me juzguen. Destacaría el trato cercano y personalizado que nos dan en el centro; el entorno donde hacemos las actividades es muy acogedor, y hace que esté a gusto. Me siento acogida».

AFES Salud Mental gestiona tres centros de rehabilitación psicosocial ubicados en la zona metropolitana y norte de la isla de Tenerife. Estos recursos, formados por un equipo de técnicas de integración social coordinadas con profesionales de la psicología del Servicio Canario de Salud, centran sus actividades en la recuperación y empoderamiento de las personas con problemas de salud mental y sus familias.

El programa tiene como objetivo acompañar y apoyar a las personas durante su recuperación, trabajando diferentes áreas que facilitan la integración en la comunidad y mejoran la red de apoyo socioafectivo. En la actualidad se desarrolla gracias al respaldo del Instituto Insular de Atención Social y Sociosanitaria (IASS) del Cabildo de Tenerife, en el marco del convenio de colaboración que mantiene con el Gobierno de Canarias para la prestación de servicios en centros residenciales y centros de día y de noche a personas en situación de dependencia y, en general, a personas mayores o con discapacidad.