El voluntariado es un pilar fundamental en el desarrollo de todos los programas de AFES Salud Mental y su transversalidad es común a todas las acciones que lleva a cabo con las personas a las que acompaña, cuya singularidad hace que sea concebido como un proyecto que desarrolla la misión de la Organización en sí misma.

Con este fin, la Entidad potencia el voluntariado en primera persona; esto quiere decir que son las propias personas con malestar psíquico quienes participan y lideran muchas de las actuaciones que emprenden como parte de su compromiso. Esta es, sin duda, una de las mejores vías para contribuir a la recuperación, al empoderamiento y a la transformación social. 

Mediante la ejecución del proyecto Promoción y formación del voluntariado en salud mental se favorece, especialmente, la sensibilización para derribar estigmas hacia el colectivo, lo que contribuye a la mejora de la calidad de vida de las personas con un diagnóstico psiquiátrico, así como la de sus familiares y allegadas. Durante 2021 participaron 48 voluntarias (31 mujeres y 17 hombres), de las cuales 25 lo fueron en primera persona. 

Las voluntarias valoran positivamente los conocimientos que adquieren sobre salud mental, pero aún más la posibilidad de ayudar y de sentirse útiles, razones que se convierten en el principal motor para prolongar su labor altruista y solidaria, y lograr convertirse en agentes de cambio social.

El voluntariado tiene un valor muy especial en la Organización, ya que las personas aportan lo más valioso que tienen: su tiempo e ilusión. Es por ello que AFES Salud Mental pone el foco en 2022 en impulsar este tipo de colaboración para llevar a cabo sus programas, fomentar la participación en los planes de formación y desarrollo, así como en la política de cuidados de las personas de la Asociación.

Esta iniciativa cuenta con la financiación de CaixaBank.