La asociación gestiona actualmente ocho viviendas supervisadas en las que conviven de manera autónoma un número reducido de personas. Las Viviendas supervisadas son recursos alojativos comunitarios pertenecientes a la red sociosanitaria de atención a la salud mental de Tenerife, dirigidas a personas con trastorno mental grave. Cuentan con el apoyo de personal cualificado que impulsa el desarrollo de habilidades de la vida diaria básicas en el desempeño de la vida cotidiana. Desde AFES Salud Mental este programa es llevado a cabo por diez educadoras, una animadora socio-cultural, y una Coordinadora técnica, atendiendo un total de 50 plazas. El trabajo es realizado en coordinación con personal sanita- rio del equipo comunitario asertivo (ECA) perteneciente al Servicio Canario de Salud. En el año 2015, 66 personas se alojaron en este recurso.