Desde el Programa de Atención e Inclusión Social trabajamos para que todas las personas puedan acceder a los recursos y servicios especializados en salud mental. Nuestro equipo de profesionales promueve, mediante diferentes programas y servicios, que las personas cuenten con la información y el acompañamiento suficientes para hacer valer sus derechos, mediante un acompañamiento profesional a cualquier persona que lo necesite.

Atención social:

Servicio de orientación y acompañamiento:

Nuestro Servicio de orientación y acompañamiento en salud mental presta atención individual y de seguimiento a personas con algún problema de salud mental, familiares y personas allegadas. El equipo técnico conformado por profesionales del trabajo social, con su correspondiente dirección técnica, dotan de la información necesaria y el asesoramiento oportuno respecto a las actividades y servicios que desarrolla AFES Salud Mental, la forma de acceder a ellos y su funcionamiento, así como orientación respecto a otros recursos de la red sociosanitaria. Desde este recurso también se presta orientación y asesoramiento a profesionales sociales y del tercer sector. En el año 2019, 567 personas fueron atendidas se en este recurso.

Inclusión social:

Ícaro: atención a personas privadas de libertad

Proyecto dirigido a la atención de la salud mental de las personas privadas de libertad en el centro penitenciario de régimen cerrado Tenerife II y en el centro de inserción social Mercedes Pinto de la misma isla. A través de encuentros periódicos, se realizan actividades de rehabilitación psicosocial, acompañamientos en el entorno comunitario, salidas socioculturales programadas y vinculación con el entorno familiar con el fin de atender de forma integral las necesidades existentes, facilitando así su reincorporación social de calidad y promoviendo la sensibilización y lucha contra el estigma en salud mental, especialmente con la población reclusa. Para ello, se cuenta con una técnica de inserción social, con su correspondiente dirección técnica que, junto a un equipo multidisciplinar, atienden a las personas privadas de libertad con problemas de salud mental. En el año 2019, 54 personas fueron atendidas se en este recurso.