El papel fundamental de la terapia ocupacional

La residencia El Nogal es un recurso comunitario de atención a la salud mental en el que conviven veinte personas, cada una de ellas con una mochila cargada con las experiencias de toda una vida. Veinte realidades que el equipo multidisciplinar de AFES Salud Mental, en colaboración con el Equipo Comunitario Asertivo (ECA) del Servicio Canario de la Salud, aborda de manera personalizada para favorecer la autonomía, impulsar programas de ocio y construir, entre todas, un hogar estable.

Dentro de las disciplinas que se desarrollan para la atención integral de las usuarias, la terapia ocupacional desempeña un papel clave. Esta profesión sanitaria busca que las personas con alguna dificultad física o psíquica realicen las actividades de la vida cotidiana de forma independiente, entre las que se encuentran los autocuidados, las ocupaciones productivas como estudiar, trabajar o hacer voluntariado, y las de disfrute y tiempo libre.

Volviendo la vista atrás es posible afirmar que según algunos registros, la ocupación como terapia no es nueva, puesto que ya se empleaba en el año 2600 a. C. en China. Aunque la técnica desaparece temporalmente durante la Edad Media, resurge en el Renacimiento tras la inauguración en 1410 del primer hospital psiquiátrico de Europa en Valencia. Una institución que también fue pionera por la atención humanitaria que brindaba, además de asistencia médica, características que sirvieron de modelo para otras que se fundaron más tarde.

Así, se comienza a utilizar la terapia ocupacional entre los siglos XVIII y XIX para el abordaje de la salud mental, ya que se observaba que organizaba las vidas de las personas y les generaba rutinas favorables para su recuperación. Hoy en día, con muchos menos tabúes y prejuicios que entonces, es una especialidad fundamental que fomenta la integración sociolaboral.

En concreto en El Nogal, donde las residentes tienen una edad media superior a las de otros recursos alojativos que gestiona la asociación, el acompañamiento está dirigido al mantenimiento y desarrollo de las capacidades físicas, cognitivas y sensoriales. Y todo ello con un enfoque centrado en la persona y en sus necesidades, en el que el trabajo coordinado del equipo multidisciplinar es crucial para aligerar las mochilas con las que llegan y garantizar su calidad de vida.

Construir este hogar ha sido posible gracias al contrato otorgado en 2017 por el Instituto Insular de Atención Social y Sociosanitaria (IASS) del Cabildo de Tenerife, desarrollado mediante el convenio de colaboración que mantiene con el Gobierno de Canarias para la prestación de servicios en centros residenciales a personas en situación de dependencia y con discapacidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio