Este recurso supone el espacio idóneo en el proceso de inserción socio-laboral de la persona cuando ésta manifiesta su voluntad de realizar una actividad en un ambiente protegido, pudiendo valorarse las actitudes y las capacidades en relación al mundo laboral. Estos espacios, en los que se desarrollan actividades sociolaborales, cumplen una triple función:

Permitir una formación pre-laboral.
Servir temporalmente como empleo de transición en el marco de los correspondientes programas individualizados.
Facilitar ocupación permanente cuando sea necesario.

Los centros de integración social y laboral son recursos comunitarios de la red de atención socio-sanitaria a la salud mental de Tenerife, dirigidos a personas con trastorno mental grave. La asociación gestiona seis centros distribuidos territorialmente en la comunidad (zona norte y metropolitana de Tenerife). Este programa es llevado a cabo por técnicas de integración social y profesoras de taller que desarrollan una actividad artesanal, nuevas tecnologías y agroecología, que, con el apoyo de una responsable de talleres y la directora del equipo de trabajo, planifican en estrecha vinculación con otros recursos de la red sus acciones ocupacionales prelaborales y los acompañamientos e intervenciones necesarias para la consecución de los objetivos acordados con la persona. En el año 2019, 208 personas fueron atendidas en este recurso.